Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
 
Estás en : Home  /  Los maestros  /   Píldoras para leer. Experiencia con alumnos adolescentes y profesores en Readmagine 16

Píldoras para leer. Experiencia con alumnos adolescentes y profesores en Readmagine 16

En el marco de Readmagine, la Semana de la Innovación Digital de la Lectura, los Libros y las Bibliotecas, que organiza la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en Casa del Lector (Madrid), el año pasado se llevó a cabo la actividad con jóvenes Píldoras para leer. Varios alumnos y profesores se convirtieron en booktubers por un día, analizando los procesos de grabación y edición necesarios para llevar a cabo este tipo de propuestas, repasando algunos de los más destacados "prescriptores virtuales" de lecturas juveniles disponibles en la red, seleccionando las mejores herramientas para elegir historias de calidad para todas las edades...

Tal y como se prometió entonces, los resultados cristalizaron en una colección de clips protagonizados por alumnos y profesores de distintos centros escolares madrileños (IES Pedro Salinas, IES Gran Capitán, IES Pradolongo, Colegio Hélicon...); y por la escritora Rosa Huertas, reciente Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil, que colaboró y participó activamente en la propuesta.

Los jóvenes lectores son un termómetro de la sociedad. Nacidos en la aldea global, las redes sociales y las últimas innovaciones tecnológicas forman parte de su vida cotidiana y han transformado su manera de aprender, escribir o sentir un texto. A menudo ellos dan las claves y avisos para entender algunos de los cambios que se producen en diferentes campos. 
 
En los últimos años, por ejemplo, aparecen sorprendentes eslabones en la cadena lectora protagonizados precisamente por este sector de edad. Readmagine dedicó una de las jornadas, (la del martes 7 de junio), a sondear las nuevas posibilidades de interacción entre los lectores, reinventando el concepto de recomendar un libro.
 
Píldoras para leer analiza esa original capacidad de participar en la cultura a través de la creación de canales en la comunidad Youtube, gracias a la que realizan descubrimientos y viven nuevas experiencias, siempre autónomas. Un proceso que favorece la inteligencia social y el aprendizaje cooperativo, dos conceptos en los que indagar.
 
La sesión de trabajo, impartida por Lorenzo Soto, se inició con un breve análisis de la “realidad lectora” actual de este grupo de edad. A partir de una serie de ejemplos conocimos dos nuevas formas de recomendar lecturas, originales y creativas, y se trató de adaptar a nuestra forma de interactuar con los adolescentes.
 
Tras conocer las fuentes principales en las que nutrirnos, tanto profesores como alumnos, en grupos separados, pasaron a la acción convirtiéndose en booktubers aficionados por un día, una eficaz y divertida manera de llegar a los lectores de todas las edades cuyas bases de trabajo pueden exportarse a las diferentes realidades profesionales de los asistentes y, en el caso de los jóvenes, aprender modelos para desarrollar en su tiempo libre. 
 
Con esta dinámica, el currículo escolar sale beneficiado y se produce un importante elemento motivador para el alumno, ya que el docente usa como vía de trabajo una de sus aficiones cotidianas, (descubrir videos en esta famosa plataforma cooperativa), despojando a la lectura del cariz académico que suele provocar el rechazo del joven.
 
Docentes y alumnos son pues los protagonistas de una serie de clips irrepetibles que, posteriormente, son editados y compartidos con los participantes en la actividad. Es el punto de partida de la aplicación de nuevas prácticas, acordes al tiempo que vivimos, en los diferentes institutos y colegios.
 
Si te gustó esta actividad, ¡no puedes perderte Readmagine 17!. En unos días te ofreceremos la programación al completo.
 
Estos son los trabajos producidos en aquel taller:

 

 

 

 

La escritora Rosa Huertas (Premio Anaya Juvenil 2017 y docente) también quiso ser parte activa de esta iniciativa

.

 
Envíanos tu comentario: