Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
 
Estás en : Home  /  Los bibliotecarios  /   En Japón proponen nuevas ideas para las bibliotecas...

En Japón proponen nuevas ideas para las bibliotecas...

Aspecto de uno de los espacios exclusivos para jóvenes que ofrece Musashino Place (Tokyo, Japón) 

Muchas bibliotecas sorprenden a diario a sus usuarios con actividades novedosas y originales. Nada que ver con los tópicos habituales. Los profesionales que desempeñan su trabajo en estos espacios se han convertido en una especie de "superhéroes" que tienen que dominar no solo los campos tradicionalmente adscritos a esta profesión, sino otras muchas habilidades necesarias para prestar servicios útiles a los visitantes cada día.

Hoy por hoy es normal que estos profesionales reciclen conocimientos para ayudar en la orientación laboral, conocer las novedades del mundo de los videojuegos, los nuevos soportes lectores, la ofimática, los posibles problemas que puedan surgir en las conexiones inalámbricas de las salas de lectura... A veces incluso hacer de vigilantes jurados, asesores de búsquedas “sorprendentes”, catalogadores, redactores de noticias, periodistas...

Sin embargo desde Japón sorprenden con nuevos servicios que tal vez pronto desembarquen en América y Europa. Todo lo que signifique innovación y renovación para la oferta tradicional, que como se ha comprobado necesita de reinvenciones y modificaciones acordes a los tiempos, seguro que es bienvenido por los profesionales.

Por ejemplo, la biblioteca de Yamato, en Kanagawa (isla de Honshū, Japón), lleva un tiempo desarrollando eventos relacionados con la salud y la belleza en un espacio exclusivo al que han denominado KENKO. Desde clases de fitness hasta consultas con especialistas médicos, pasando por una amplia oferta de aparatos destinados a medir la edad vascular o cerebral. Todo ello se complementa, por supuesto, con una extensa colección de materiales sobre vida saludable (que incluye más de diez mil libros). Una nueva vía auspiciada además por otras instituciones de la ciudad, como el gobierno local, que ha declarado esta urbe como "ciudad saludable", y que enmarca estas iniciativas en su proyecto general.

Según informa el medio digital Infobae, también en otros puntos del país se están produciendo curiosas innovaciones en las bibliotecas. Por ejemplo, en Musashino (ala oeste del área metropolitana de Tokyo), desde 2011 está en funcionamiento Musashino Place, siete pisos dedicados a los ciudadanos, con especial atención a la población infantil y juvenil, donde pueden encontrar todo tipo de novelas, cómics, revistas y otros materiales dirigidos a este sector de edad.

Pero lo realmente original de este espacio son las salas exclusivas para hablar, jugar a las videoconsolas, tocar instrumentos musicales, participar en grupos de danza e incluso escalar (existe un rocódromo para lectores).

Otras muchas bibliotecas niponas han introducido algo que ya vemos habitualmente en librerías: las cafeterías como parte de la experiencia lectora. Los usuarios pueden utilizar los servicios de la sala o leer mientras toman un café o degustan algún tipo de dulce, (en algunos casos se han firmado acuerdos con la cadena Starbucks).

De la misma forma son habituales los conciertos entre libros o la tendencia a transformar los espacios en lugares cada vez más diáfanos en donde la presencia del material impreso no es lo más importante.

Todos estos cambios, aplicados especialmente durante los últimos cuatro años, han generado un aumento considerable de usuarios. Según los últimos datos del Gobierno de Japón se ha incrementado en un 14% el acceso a las salas con respecto a años anteriores.

¿Conoces otros servicios originales que ya se estén desarrollando en tu ciudad o pueblo? Compártelos en Twitter con nosotros.

 
Envíanos tu comentario: